Allá te espero

Compartir »
Allá te espero está compuesta de 120 episodios de una hora de duración cada uno. Es protagonizada por Mónica Gómez, Keller Wortham y Sebastián Martínez. Los directores son Herney Luna y César Ibagón, y los productores son Flor Ángela Devia y Yalile Giordanelli.

Sinopsis

Rosa María y David no tienen nada en común: Ella es muy latina, él muy “gringo”… bueno, mitad gringo, mitad colombiano, porque nació en Colombia, pero se crío en Estados Unidos. Mientras para Rosa María la familia es lo primero, para David la vida se sintetiza en trabajar y hacer dinero. Difícilmente estas dos personas podrían enamorarse, pero por distintas razones, ambos llegan en contra de su voluntad a vivir en la misma ciudad y sus vidas comienzan a cambiar radicalmente hasta unirlos en medio de la soledad y la decepción en las que los dejaron sus respectivas parejas. La de David, porque no pudo adaptarse al país de donde sus papás emigraron años atrás, y la de Rosa María, porque su sueño era vivir en Estados Unidos ganando en dólares para salir de la mala situación económica por la que estaban atravesando.


David llega a Colombia a ser el gerente de una empresa de confecciones y a Rosa María se le presenta la oportunidad de ser su asistente personal, con una condición, que no tuviera importantes compromisos familiares para estar disponible en todo momento. Por la necesidad económica que tenía, cometió el error de esconder a su familia. Sin embargo, por su buena voluntad, su carisma y su alegría, logró una buena aceptación y despertó en David el lado oculto, el que no conocía, ni le interesaba descubrir: Su lado latino.
Mientras tanto Alex, el esposo de Rosa María, se convertía en la mano derecha de Berenice, una mujer hermosa, arrolladora, pero muy peligrosa: Jefe de una red de tráfico de inmigrantes, negocio que le deja mucho dinero y que le ha permitido a Alex lograr equivocadamente lo que soñaba, tenerlo todo para que a su familia no le faltara nada. Por eso convence a Rosa María para que viaje con su hijo y comiencen una nueva vida en Nueva York. Viajan separados. El niño llega a los brazos de su papá, mientras que Rosa María es deportada por culpa de Berenice, quien se las arregló para que las autoridades descubrieran que Rosa María iba a quedarse de ilegal, pues no iba a permitir que le dañara sus planes de conquistar a Alex.

Sin esperanzas de regresar a Estados Unidos, Rosa María le pide a Alex que se devuelva con Michael, pero Alex ya no está dispuesto a tener la vida humilde y sencilla que tenía antes. Rosa María hace cuánto puede para entrar a Estados Unidos para recuperar a su hijo, pero es inútil, no le dan la visa. Después de agotar todas las oportunidades se entera que hay una posibilidad: Casarse por conveniencia. Ya para ese momento, no tiene que hacer ningún esfuerzo por buscar a un hombre de nacionalidad norteamericana, porque David poco a poco se ha ido enamorando de ella y le propone matrimonio. Aunque David también ya logró conquistar su corazón, Rosa María no puede negar que lo que más la motiva a aceptar, es recuperar a su hijo. Ya casada, y a punto de recibir su pasaporte, decide contarle la verdad a David, pero Alex regresa y se le adelanta.

¿Cómo va a hacer Rosa María para recuperar a su hijo, si el único hombre que puede ayudarla es el mismo al que le acaba de romper el corazón?

Creadores/escritores de la novela: Adriana Suárez Cifuentes, Javier Giraldo Franco y Pedro Rozo.


Previous
Next Post »

PUBLICAR COMENTARIO