Hombre tenías que ser

Compartir »
Hombre tenías que ser está compuesta por 105 episodios de una hora de duración cada uno. Es protagonizada por Ivonne Montero, Víctor González, Sylvia Sáenz, Jorge Alberti, Fernando Alonso y Matías Novoa. El equipo creador está compuesto por Elisa Salinas y Pedro Lira.

Sinopsis telenovela Hombre tenías que ser

Raquel Lomelí es una mujer dispuesta a triunfar en un mundo de hombres, pero lo primero que hace es enamorarse de uno, Román Ortega. Al cruzarse sus miradas hasta la tierra tembló, tal y como se estremecen sus corazones.

La agencia de publicidad L & L de Emiliano Lomelí, el padre de Raquel cuya fama le ha ganado el apodo del ‘tiburón Lomelí’, cuenta con un selecto equipo de seis hombres y una mujer, uno de ellos es Román. Fundada por Emiliano Lomelí y Jorge Lara, L & L guarda secretos capaces de destruir vidas, ya que Jorge Lara, el mentor de Román, fue recluido en un psiquiátrico a causa de una crisis que Román cree causó el tiburón Lomelí. Entre más distanciados estén Raquel y Román será mejor para Lomelí, ya que la verdad sobre Lara los transformaría en enemigos, por ello usa la ambición de Tomás, un tipo violento que finge ser amigo de Román.


La llegada de Raquel amenaza muchos intereses, entre ellos los de Tony, la única mujer en la agencia y amiga de Román, quien opta por confesarle su amor. Fiel a sus instintos, el tiburón rodea a su víctima y ataca el punto débil de Román: Su madre Abril, una mujer cuya lucha contra la soledad la hizo relacionarse con un hombre que la involucra en un fraude. Si Román renuncia a Raquel, el tiburón salvará a Abril de la cárcel. Aunque claro, el tiburón quiere hacerlo partícipe de alguno de sus negocios turbios para decepcionar a su hija y desacreditarlo por si algún día la verdad sobre Lara sale a la luz. Es Tomás quien pone a Román en bandeja de plata al provocar que pierda clientes importantes, pero Raquel se rehúsa a terminar su relación y deciden seguir en secreto hasta que Tony, ahora una mujer despechada, los descubre. De pronto aparece Porfirio Cervera, un atractivo empresario de ilustre apellido a quien el tiburón ve como el hombre perfecto para su hija.

La pareja está rodeada por quienes dicen amarlos. Tony hace ver a Román que por su culpa Raquel desperdicia una oportunidad de oro al rechazar a Porfirio. Román desea lo mejor para su amada aunque el costo sea renunciar a ella. Raquel, al creerse traicionada, acepta casarse con Porfirio, pero es su propia madre que la salva de un matrimonio sin amor al revelar a Román que él es hijo de Lara. La pareja se debate entre la justicia y el dolor por los actos ilícitos del tiburón, pero Tomás, que se ha enterado de todo, hace público el escándalo para quedarse con la agencia.

El tiburón debe huir o irá a la cárcel y Raquel, creyendo que su amado es el causante, acepta casarse con Porfirio. La víspera de la boda, el tiburón contacta a Román y le revela que Porfirio es un vividor y caza fortunas. A pesar del pasado que los persigue y un presente plagado de enemigos, son ellos, los hombres quienes deben unir esfuerzos para salvar a quienes aman aun cuando el precio a pagar sea demasiado alto. Sólo cuando finalmente el piso deje de moverse, el temblor termina y el amor queda en pie.


Previous
Next Post »

PUBLICAR COMENTARIO