Corazón indomable

Compartir »
Maricruz Olivares vive con Ramiro, su abuelo materno y con Solita a quien Ramiro encontró abandonada siendo pequeña. Los tres viven en un jacas en plena naturaleza, cobijados por el calor del sol y alimentados por la exuberante variedad de frutos que penden de los árboles, Maricruz despierta cada día con el ánimo de gozar, disfrutar la vida y decidida a ser ella quién proteja a su anciano abuelo y su pequeña “hermana” quien es sordomuda.

Octavio Narváez, piloto de aviación, llega al rancho de su familia donde vive con su hermano Miguel su esposa, con la idea de que le den dinero por la parte del rancho que le pertenece, pero su hermano lo tiene hipotecado. Octavio pasea por sus tierras cuando descubre a Eusebio, su capataz, maltratando a Maricruz, sin importarle los harapos y condición humilde de la joven, la defiende como todo un caballero. De inmediato queda atrapado por la simpatía y belleza de Maricruz a quien llama Linda; este evento hace que Maricruz se ilusione y quede perdidamente enamorada de él.


Octavio desde ese día se dedica a protegerla de la lujuria de tipos como Eusebio y la maldad de su cuñada, quién injustamente la odia y se dedica a maltratarla. En un arranque de enojo con su hermano y cuñada y para darles una lección a la altivez y discriminación que caracterizan a Miguel y su esposa Lucia, Octavio decide casarse con Maricruz, desquiciando a su familia quien utilizará todas las artimañas para deshacerse de Maricruz.

Aprovechando la ausencia de Octavio, Lucia la acusa de robarle, por lo que va a dar a la cárcel. Por fortuna una abogada cree en ella y consigue que quede libre.

Maricruz se va a la capital a trabajar como sirvienta a casa de Alejandro Mendoza, hombre millonario culto y de buen corazón. Desde este momento la vida de Maricruz dará un giro inesperado ya que la vida le tiene reservadas muchas sorpresas: intrigas, sufrimiento, suspenso y el reencuentro con su gran amor (Octavio) será el marco de esta bella historia.


Previous
Next Post »

PUBLICAR COMENTARIO